19 julio 2010

España: un verano de libros y viajes

Leire Frisuelos

Esta semana nuestra ruta literaria nos lleva a recorrer España. Hemos seleccionado unas cuantas obras representativas de algunas de nuestras regiones y geografías, conscientes de que dejamos otras muy dignas de aparecer en este post.

Galicia

En Galicia nos topamos con ¿Qué me quieres, amor? de Manuel Rivas, libro de relatos cargado de poesía y poder de evocación, para pasar un par de horas encantado. Este es un libro que se mastica, que huele a tierra húmeda y a pan recién horneado. Quizá por ello José Luis Cuerda (director de El bosque animado) decidió adaptar, junto al genial Rafael Azcona, varios de estos cuentos en la versión cinematográfica que llevaría por título La lengua de las mariposas.

Mi tío se llamaba Amaro y se había muerto por lo menos ocho veces antes de morirse. Era un especialista en morirse y siempre lo hacía con mucha dignidad. Volvía de la muerte perfumado con jabones La Toja…

País Vasco

Obabakoak, de Bernardo Atxaga. Podríamos decir que este libro es una novela que se lee en cuentos, ya que está dividido en relatos independientes pero relacionados entre sí. Ambientada en el entorno rural vasco, Atxaga sitúa la ficción en el pueblo de Obaba, testigo del tejido de historias que se cruzan a lo largo del relato. La tensión presente en todos los cuentos va in crescendo hasta el final de cada uno de ellos, en el que se sorprende al lector con un desenlace inesperado. La escritura cercana y cuidada de Atxaga es el elemento que completa la creación de este universo personal y entrañable.

Yo creo que la memoria es como una presa. Le da vida a todo nuestro espíritu, lo irriga

Cataluña

El embrujo de Shanghai, novela fascinante de Juan Marsé aparecida en 1993, habla sobre las trampas del ideal, el desvanecimiento de los sueños de la niñez y la invención como estrategia de supervivencia. Marsé crea unos personajes carismáticos y profundos que juegan con los límites de la verdad y la ficción en la Barcelona de la posguerra.

Ahora voy a contaros cómo empezó la última aventura del Kim y de qué forma tan inesperada y sorprendente esa aventura lo llevó de Toulouse a Shanghai en pos de un agente nazi, un ex oficial de la Gestapo al que no había visto nunca

Madrid

Tiempo de silencio, magnífica novela de Luis Martín-Santos. Publicada en 1961, supuso una ruptura con el realismo social imperante al proponer un sutil estilo narrativo que despistara a la censura, dirigido a un lector activo, al que no le dan todo el trabajo hecho y que dispone de espacio libre para la interpretación. Martín-Santos compone un original retrato sobre el Madrid de la posguerra, cuya esencia sabe captar describiendo diferentes espacios sociales que van desde la vida intelectual hasta los poblados de chabolas. Una lectura indispensable.

Un hombre y una ciudad tienen relaciones que no se explican por las personas a las que el hombre ama

Extremadura

Los santos inocentes de Miguel Delibes nos acerca a la vida en un cortijo extremeño en la década de los sesenta, a la confrontación entre la clase terrateniente y la clase campesina a su servicio, una realidad profundamente española de no hace tanto tiempo. Uno de los mayores aciertos de esta novela es el lenguaje empleado por su autor, que recrea el habla rural y su estilo oral. Delibes nos dejaba este año con una gran obra a sus espaldas en la que siempre destacará con fuerza Los santos inocentes.

ahí no, Paco, coño, esa encina es muy chica, ¿es que no lo ves?, busca la atalaya como siempre has hecho, no me seas holgazán.


En el vestíbulo de la Biblioteca encontrarás estos libros y muchos más, además de cine y música, que podrás llevarte en préstamo si lo deseas.