15 junio 2011

Dostoievski

 Álvaro Hidalgo

Con motivo del año dual España-Rusia me han propuesto escribir algo sobre la literatura rusa; y si de literatura rusa hay que hablar, no se me ocurre nada mejor que hablar de Dostoievski.

Una de las cosas que más me llama la atención es la gran influencia que ha tenido y que sigue teniendo, y no sólo en escritores. Por ejemplo, Freud era un gran admirador, en especial del capítulo de Los hermanos Karamazov titulado “El Gran Inquisidor”. Otro ejemplo es Nietzsche, que lo definió como “el único psicólogo del cual se podía aprender algo y como uno de los accidentes más felices de su vida”.

Su influencia no sólo abarca el siglo XIX, sino que el XX también está marcado por Dostoievski y, como muestra, un par de ejemplos a partir de una frase de Los hermanos Karamazov:
Nada hay más seductor para el hombre que la libertad de su conciencia, pero nada hay tampoco más aterrador.
Así, parece claro que esté considerado como uno de los precursores del existencialismo si cotejamos esta frase con la máxima existencialista expuesta por Sartre: "Estamos condenados a la libertad".

El otro ejemplo está sacado de la novela de Ernesto Sábato Sobre héroes y tumbas:
Soy un individuo que ha profundizado en su propia conciencia, ¿y quién que ahonde en los pliegues de su propia conciencia puede respetarse?
Una vez leídas las dos frases, sobra todo comentario al respecto.

P.D: leyendo sobre Dostoievski para sacar alguna idea, leí que una de las excepciones sobre su influencia en los escritores del siglo XX era Nabokov, y me acordé de esta frase sacada de La verdadera vida de Sebastian Knight:

… estaba definitivamente condenado al solitario confinamiento de su propia personalidad
Yo sí encuentro cierto parecido con lo expuesto anteriormente, ¿y tú?...



Dostoievski en la Biblioteca