25 enero 2014

Los mares del sur. Manuel Vázquez Montalbán

Miriam Martín
“Te lo dije bien claro. Medio kilo de arroz, medio conejo, medio pollo, un cuarto de kilo de costillas de cerdo, un cuarto de kilo de bajocons, dos pimientos, dos tomates, perejil, ajos, azafrán, sal y nada más. Todo lo demás son extranjerismos”. 

Eso es lo que debe contener una paella según uno de los personajes de la novela Los mares del sur de Manuel Vázquez Montalbán, en la que nos encontramos con una amplia variedad de platos y recetas.

    En esta obra, el detective Pepe Carvalho deberá investigar las circunstancias en torno a la muerte de Stuart Pedrell, un rico empresario que dice querer viajar a la Polinesia, pero cuyo cadáver termina apareciendo en un barrio de la ciudad. Vázquez Montalbán nos presenta una historia enmarcada en la Barcelona de la Transición, cuyos ingredientes serán la investigación de un crimen, unas cuantas referencias literarias y políticas y mucha gastronomía.

De este modo, el autor va introduciendo distintos platos con toda naturalidad en el desarrollo de la historia: una visita del detective a la charcutería, numerosas invitaciones a comer en las que se explican las recetas, varios platos preparados por Biscuter, el ayudante de Carvalho. Vázquez Montalbán convierte así un acto cotidiano como es el de comer en toda una experiencia y un placer en sí mismo.

En la novela se muestra la contraposición de dos mundos, el del lujo y la comodidad de la alta burguesía y el de las clases más humildes que luchan diariamente para seguir adelante. El estilo y la variedad de lenguaje contribuyen a crear una sensación global de realismo. Se trata una obra que puede gustar a todos los públicos, ya que a las referencias cultas se suma un estilo fluido y fácil de seguir, con unos personajes muy bien definidos.

Los mares del sur es una obra de búsqueda y desencuentro, aderezada con la pasión por la gastronomía y de la que podemos extraer unas cuantas ideas que aplicar en la cocina.

Manuel Vázquez Montalbán. Los mares del Sur. Barcelona: Planeta, 2005.