23 septiembre 2014

El último deseo de Andrzej Sapkowski


La primera de las siete (ocho en castellano, magistralmente traducidos por José María Faraldo) novelas dedicadas al famoso personaje Gerald de Rivia, El Brujo, supone una gran introducción al mundo de fantasía creada por el autor polaco Andrzej Sapkowski. El imaginario de Sapkowski nos transporta a un mundo de influencias del norte de Europa y cuentos populares con una visión más mordaz,  cuya acción y construcción de los personajes se aleja de las encorsetadas historias de la novela fantástica clásica: se nos muestra un héroe lejano a la perfección, irónico, que se dedica a la matanza de monstruos no por los clásicos principios de valentía y altitud moral propios de los héroes de la novela fantástica, sino a cambio de dinero.

El último deseo se construye en torno a siete historias cortas de ágil lectura pero alejada de la infantilización de los mundos de fantasía, sin por ello dejar de estar plagado de elfos, monstruos, enanos… Un libro de fantasía para adultos ideal para leer en cualquier momento gracias a su lenguaje sencillo, pero que no le resta ingenio al relato, sino que se adapta a la perfección a cada uno de sus personajes dontándoles así de una personalidad propias que ameniza y agiliza la historia.

El brujo Gerald de Rivia es un personaje que engancha desde la primera página, se pasea por el mundo, de pueblo en pueblo cargado con una espada de acero para matar hombres y otra de plata  para acabar con los monstruos, valiéndose no solo de estas, sino también de la magia propia de su gremio para sobrevivir y ganarse la vida. En su camino se topará con diversos monstruos a los que deberá dar caza, aunque las cosas no siempre son lo que parecen, ya que muy hábilmente Andrzej Sapkowski da una vuelta de tuerca a clásicos tan populares como La Bella y la Bestia, o Blancanieves y los siete enanitos.

Andrzej Sapkowski escribe el primer relato sobre Gerald de Rivia en 1986 titulado El Brujo, que se publica en la revista Fantastyka, lo que le supone un gran éxito tanto por parte del público como de la crítica, y la consecución a lo largo de su carrera de cinco premios Zajdel entre otros. Su Gerald de Rivia fue llevado a la gran pantalla en 2001 aunque con poco éxito, sin embargo, goza de una gran popularidad en el mundo de los videojuegos: en 2007 se lanzó “The Witcher” que vendió 1,2 millones de copias y logró más de 90 premios; en 2011 salió al mercado su secuela, de  "The Witcher 2: Assassins of Kings", y en los próximos meses verá la luz el tercer videojuego bajo el título de  "The Witcher 2: Will Hunt".